El mar (cadáver exquisito)
El mar (cadáver exquisito)
Cargar imagen en el visor de la galería, El mar (cadáver exquisito)
Cargar imagen en el visor de la galería, El mar (cadáver exquisito)

El mar (cadáver exquisito)

Omar Aáenz / Juan Pablo Lara
Pintura, Al Encuentro de lo Sensible 2020
Precio habitual
$20,000
Precio habitual
Precio de venta
$20,000
Agotado
Precio unitario
por 

Descripción

Autor: Omar Sáenz y Juan Pablo Lara

Año: 2020

Técnica: Acrílico sobre papel

Medidas: 75.5 x 105 cm con marco  

La historia era otra, el grupo de trabajo definido, y el concepto se iba gestando como suele suceder, a partir de las presencias y las interacciones de los involucrados. La vuelta de tuerca que todos conocemos dejó en el tintero nuestras ideas; sin embargo, y como nos dimos cuenta en los siguientes días, puso en evidencia la tremenda adaptabilidad de la creación artística y de su capacidad de surgir y prosperar desde las circunstancias más adversas. Cuando supe que no podría conocer a mi compañero pensé en trabajar por correspondencia, en un ir y venir de ideas, reacciones y cuestiones; después en los juegos de Baldessari y en las instrucciones de Yoko Ono. Pensé finalmente en una actividad que pudiera hacerse de forma colectiva, que hiciera participar no solo a Juan Pablo sino a toda la familia o las personas que lo acompañarán durante el encierro. Un cadáver exquisito. -Omar Sáenz 

 

Historia de la Obra

El cadáver exquisito es un juego que exige colectividad y espontaneidad, y al mismo tiempo permite mostrar la autonomía y el inconsciente de cada participante. Empieza cuando un jugador, en su turno, realiza un dibujo en un segmento de una hoja de papel; al terminar, la dobla para ocultar su dibujo del resto y la pasa al siguiente participante para que continúe en otro segmento, así hasta llenar toda la hoja. Al final, la hoja se desdobla y se descubre el dibujo completo. Decidí finalmente no intervenir en la obra, y no solamente porque no pude estar presente en la producción de la misma. Me pareció sensato resaltar no solo el trabajo del propio Juan Pablo sino el de los participantes nuevos (nuevos al menos para mis intervenciones en el Nuevo Amanecer), su familia. Quería hacerlos tan partícipes como el propio alumno o como lo podría haber sido yo; que se supieran tan esenciales, artistas y proveedores de ideas e imágenes creativas. Sabía que quería mostrar la acción de comunidad tan particular y cotidiana de Juan Pablo y su familia y no podía hacerlo con agregados exteriores. La obra es de la familia, del sentido de comunidad e inclusión con el que dotan al arte. Mi agradecimiento a todos ellos.  

 

Tu Carrito

cerrar

Aún no tienes artículos cargados

Visita algún catálogo para ver productos

    Total a pagar

    $0

    Gracias por suscribirte

    Recibir�s nuestras noticias antes que nadie.